Crecen las instalaciones del CDC La Salle

Se inauguraron las nuevas instalaciones del Centro de Desarrollo Comunitario La Salle.

La ampliación fue diseñada especialmente para aumentar la capacidad del programa ADN - Ampliando el Desarrollo de los Niños que es operado por la Universidad La Salle Noroeste desde hace poco más de un año desde el Centro de Desarrollo Comunitario La Salle en Cócorit (CDC La Salle).

 

EL programa se desarrolla durante todo el ciclo escolar en horario extendido de tres horas y está orientado para estudiantes de primaria que se encuentran en desventaja social o en situación vulnerable, y tiene cinco componentes centrales: nutrición, centro de tareas, apoyo psicoeducativo, actividades físicas y lúdico formativas.

La construcción de la ampliación duró alrededor de 6 meses, y las nuevas instalaciones dotarán al centro de una cocina más amplia, y un salón de usos múltiples que funcionará como comedor, superando una de las limitantes de capacidad del programa ADN y permitiendo atender a un nuevo total de 100 niños. También hay una nueva oficina para la coordinación de ADN, donde estará la consejera emocional, y se ampliaron 2 cubículos para la atención del consultorio de nutrición y la asesoría legal.

En entrevista la Responsable del CDC La Salle, la Lic. Ennya López, expresó el entusiasmo con el que se asumió este proyecto, pues asegura que el Centro ya tenía vínculos con las primarias de los alrededores.

“Saber que ya se cuenta con una espacio digno y más amplio para recibir a nuestros niños nos da la esperanza de alcanzar las metas propuestas para el programa durante este año.” compartió Ennya López.

El evento inaugural se desarrolló durante la mañana del lunes 15 de septiembre y entre las personalidades que participaron estuvieron la Dra. Beatriz Marina Bours Muñoz, facilitadora del inmueble; el Dr. Salvador Valle Gámez, Rector de la Universidad La Salle; la Mtra. Claudia Elena Mungarro Ibarra, Directora de Formación; el Ing. Francisco Fernández Jaramillo, presidente del Consejo de la Fundación del Empresario Sonorense y la Lic. Verónica Mungarro.

 

Francisco Fernández Jaramillo, presidente del Consejo de la Fundación del Empresario Sonorense, compartió que el programa ADN se desarrolla gracias a la colaboración entre varios grupos que trabajan de la mano. Entre ellos se encuentran la Red Sumarse Sonora, en la que participan 14 empresas que de manera voluntaria aportaron recursos para financiar este proyecto. En la alianza también participa la Universidad La Salle que contribuye operando el programa y poniendo a su disposición las instalaciones del Centro de Desarrollo Comunitario La Salle. Además, hay organismos que apoyan en el saber hacer de este proyecto como la Fundación del Empresario Chihuahuense (FECHAC) y finalmente la Fundación del Empresario Sonorense (FESAC) que se encarga de administrar los recursos que los empresarios contribuyen.

 

“El valor fundamental en esta integración es que se aprovechan la sinergia y los conocimientos que pueden aportar todos los aliados. Este proyecto, al ser multisectorial, se enriquece más, pues tanto dentro del sector empresarial como del sector académico, existen grandes fortalezas para llevar a cabo proyectos de este tipo y crear mayor impacto.” -Francisco Fernández

Durante los últimos 9 meses que comprendieron el primer ciclo de la operación del programa, la responsable Ennya Lopez asegura que se han visto cambios en el comportamiento de los niños, quienes han adquirido hábitos positivos de estudio, higiene y conducta. Con este proyecto se pretende prevenir conductas de riesgo en los niños; sobre todo cuando ambos padres trabajan; evitando que salgan y se expongan a temprana edad a aquellos riesgos que el mundo exterior presenta.

“Los estamos de cierta manera blindando ante esos factores de riesgo” – Ennya López

“Los padres de familia nos comentan que están agradecidos de que los niños ya no anden en la calle solos, y tienen la confianza de que están en un lugar seguro haciendo actividades significativas.” – Ennya López La Lic.

Denisse Rodríguez Barrón, quien también asistió en representación de la FESAC; la fundación de empresarios que jugó un papel decisivo en las gestiones para traer el modelo del proyecto de Chihuahua a Sonora; reconoció y agradeció el esfuerzo de quienes colaboran desde un inicio en el diseño y desarrollo del proyecto y agradeció el apoyo de quienes se han integrado a través de la Red Sumarse Sonora. Expresó estar convencida de que los frutos que ha rendido el proyecto lo hacen digno de presentarse a los empresarios como un proyecto de gran impacto y gran alcance para el desarrollo de la comunidad de Cócorit.

 

Sin duda, este nuevo servicio a la comunidad de Cócorit será modélico para nuestro estado. “Hay que integrarse, no solamente sumarse, es decir, como una aspiración. Pasar a esa nueva forma que implica sentirnos hermanos y solidarios de todos los demás, pues todos somos iguales.” -Dr. Salvador Valle, Rector.

Durante el evento hubo corte de listón, bendición del inmueble y convivencia.