La visita del Superior General, una experiencia de Comunidad.

La visita del Superior General, Hermano Robert Schieler representó para la Comunidad Lasallista de Ciudad Obregón un acercamiento a las raíces de La Salle y un recordatorio de que somos parte de algo más grande.

El día 21 de noviembre concluyó la visita del Superior General al Distrito México Norte de La Salle a nivel nacional. La Universidad La Salle Noroeste y el Instituto La Salle de Ciudad Obregón compartimos la alegría del encuentro con quien en la actualidad representa al Señor De La Salle y a todos los Lasallistas del mundo ante el Santo Padre, al mismo tiempo que dirige al Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas desde Roma. Lo acompañaron el Hermano Brasileño Paulo Petri, Consejero General del Instituto y el Hermano Gabriel Alba Villalobos, visitador del Distrito México Norte.

Los estudiantes, docentes, colaboradores, padres de familia y amigos de ambas instituciones se sintieron honrados de recibir al Hno. Robert Schiller y con su participación en los diversos momentos del programa de su visita le dieron una cálida bienvenida a esta región donde La Salle encontró tierra fértil y donde a lo largo de más de 60 años ha sembrado muchas semillas de fe, fraternidad y servicio en el corazón de miles de personas. Motivado por esta trayectoria y herencia en Cajeme, el Presidente Municipal, Sergio Pablo Mariscal Alvarado, con la aprobación del Cabildo, otorgó el nombramiento de Huésped Distinguido y las llaves de la ciudad al Hermano Superior General Robert Schieler, en un evento cultural donde se congregaron a las autoridades municipales y la Comunidad Universitaria de La Salle Noroeste. “Es tiempo de construir una sociedad donde todos aporten, se respete como seres humanos y en donde todos puedan vivir con dignidad, se requiere un cambio de mentalidad y actitud y aquí lo estamos observando, estamos construyendo un nuevo esquema de valores donde prevalezca como eje central el ser humano y en esto tiene una tarea muy especial la educación”, expresó el Alcalde en el mensaje que dirigió al Hermano Schieler momentos antes de hacer la entrega de la distinción.

 

Los grupos artísticos de la Comunidad Universitaria hicieron una demostración del talento a través de varias manifestaciones del arte y de la interculturalidad en la que se desarrollan a través de su paso por la Universidad. En dicha representación artística se cuenta la historia de la cosmovisión de la creación según la cultura Yaqui y la llegada de la evangelización de la cultura europea que ha dado como resultado la presente identidad cultural: su estilo de vida, los valores y la fe.

 

Fue en un ambiente de cercanía y diálogo que el Superior General visitó las instalaciones y las obras más representativas de La Salle en la Ciudad. Entre ellas, el Centro de Desarrollo Comunitario La Salle en Cócorit donde tuvo un encuentro con las Autoridades Yaquis. El Hermano Superior General escuchó la experiencia histórica de quienes orgullosamente pertenecen a la etnia Yaqui y luchan por mantener viva su cultura y tradiciones, y en este intercambió se reforzó la alianza que La Salle ha construido con la tribu, con la aprobación y el apoyo de sus Autoridades, para acercar una educación superior humana y con enfoque intercultural a los jóvenes de la etnia, con el principal objetivo de que sean ellos quienes regresen a su grupo de origen y compartan su saber en busca del bien común.

 

Además, el Hno. Schieler fue testigo de algunas de las actividades y programas que se desarrollan en el Centro y que enriquecen la formación de los niños y los adultos de poblaciones circunvecinas que en muchas ocasiones son marginadas y se encuentran en situación de vulnerabilidad.

El segundo día incluyó un recorrido por el campus universitario, espacio en el que el Superior General pudo apreciar los símbolos, la vibrante vida universitaria y a las personas que día con día construyen la experiencia La Salle.

“Padres de familia, niños y jóvenes estudiantes, maestros, el gobierno y la Iglesia, todos somos parte del movimiento Lasallista. Por muchas décadas la historia que se escribió sobre la misión y herencia de La Salle estuvo en manos de los Hermanos. Hoy en día la historia la escribimos todos nosotros. Por ello es importante para mi conocerlos y agradecerles, ya que la misión de La Salle y el Instituto de los Hermanos de las Escuelas Cristianas es herencia viva gracias a ustedes.” – H. Robert Schieler, fsc

El Hermano Superior General también fue al encuentro de los jóvenes indígenas y líderes rurales beneficiados por el programa PROBECAS que forman parte importante del cuerpo estudiantil de la Universidad La Salle. Este programa toma acción directa en impulsar a estos jóvenes mediante la gestión del pago de colegiaturas, hospedaje, transportación y alimentación, dándoles la oportunidad de construir un destino más equitativo e incluyente, reconociendo que no es la falta de capacidad sino la falta de oportunidad. Los estudiantes Paulina Ortiz de Psicología Educativa y Fabián Valles Pérez de Comercio Internacional, hablaron de qué estarían haciendo de no haber sido aceptados en el programa Probecas y compartieron sus experiencias sobre cómo además de potencializar sus talentos, también se les da la oportunidad de construir comunidad y conservar su lengua materna, las tradiciones y costumbres, con una visión de apertura al mundo y ejerciendo liderazgo en la construcción de nuevas generaciones de paz.

Como respuesta a su presentación el Hermano Robert Schieler habló de la importancia de documentar el programa para replicarlo en otros lugares. “El aprendizaje no es unilateral, este tipo de programas son esenciales en el mundo de la educación superior de La Salle. Los jóvenes del presente son más abiertos a la diversidad, sin embargo, en el mundo crece la intolerancia a las diferencias. Debemos sumar nuestras voces a la conversación y actuar para hacer contrapeso.” enfatizó Schieler.

En su visita al Centro La Salle-Ponguinguiola, quienes administran y colaboran poniendo su saber profesional al servicio de la comunidad, demostraron y compartieron con el Hermano Schieler su labor para acercar a la sociedad los servicios de asesoría nutricional, legal, financiera y de emprendimiento. En la extensión de la Clínica de Fisioterapia albergada en este centro, pudo ver a los practicantes en acción dando terapia a sus pacientes. Finalmente conoció el proceso del característico programa de reciclaje y la canalización de los desechos sólidos, que permite a los donantes aprovechar la comercialización de los distintos materiales para impulsar las causas sociales de diversas organizaciones.

El Superior General, gratamente sorprendido de ver la imagen del Fundador San Juan Bautista De La Salle en las instalaciones del Centro de Reciclaje donde se trabaja para generar un cambio de conciencia ecológica, reflexionó: “Quizá nuestro Fundador nunca imaginó que su imagen se encontraría en un Centro de Reciclaje. Su visión no fue tan amplia como la suya.”

Así concluyó la satisfactoria visita canónica de la máxima autoridad Lasallista a nuestra ciudad. Sin duda una experiencia que enriqueció y marcó a quienes la vivieron en comunidad y apoyaron para que se convirtiera en un cálido recibimiento que nació de corazones esperanzados y agradecidos.

“Nuestra tierra sonorense recibió de la mejor manera a nuestro Superior General. Tenerlo con nosotros sobrepasó el protocolo de recibir a la más alta autoridad Lasallista; significó compartir con él la bella tierra que nos vio nacer, lo que somos y nuestros deseos hacia el futuro de jóvenes estudiantes y de todas las personas que integramos esta comunidad universitaria.” Expresó el Señor Rector de esta casa de estudios, reconociendo el gran apoyo y disposición de todos los generosos involucrados.